martes, 31 de agosto de 2010

Ampliación del campo de batalla

“Definitivamente, me decía, no hay duda de que en nuestra sociedad el sexo representa un segundo sistema de diferenciación, con completa independencia del dinero; y se comporta como un sistema de diferenciación tan implacable, al menos, como este. Por otra parte, los efectos de ambos sistemas son estrictamente equivalentes. Igual que el liberalismo económico desenfrenado, y por motivos análogos, el liberalismo sexual produce fenómenos de empobrecimiento absoluto. Algunos hacen el amor todos los días; otros cinco o seis veces en su vida, o nunca. Algunos hacen el amor con docenas de mujeres; otros con ninguna. Es lo que se llama la “ley de mercado”. En un sistema económico perfectamente liberal, algunos acumulan considerables fortunas; otros se hunden en el paro y la miseria. En un sistema sexual perfectamente liberal, algunos tienen una vida erótica variada y excitante; otros se ven reducidos a la masturbación y la soledad. El liberalismo económico es la ampliación del campo de batalla, su extensión a todas las edades de la vida y a todas las clases de la sociedad” (Houellebecq)


Sé el primero, diferenciáte, dejá atrás al resto: la vida moderna es un campo de batalla. No sólo nos queman el cerebro con el marketing y los gurúes de la autoayuda, sino que nosotros mismos pensamos de acuerdo a esa lógica perversa: queremos tener las mejores cosas, estar con las mejores personas. Las empresas contratan a los empleados más calificados, las mujeres eligen a los hombres más lindos e inteligentes. Hay demasiadas opciones, demasiados derechos que ejercer.
Yo sólo quisiera experimentar el vacío y despertarme sin saber qué es lindo o feo, qué es primero y último.

7 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

En suma, querès paz.

(No sos la ùnica, sabès?)

Un abrazo.

Pensador dijo...

Lo más bello en esta vida es utilizar el mayor don que nos ha sido concedido a los seres humanos: la razón.
http://www.laciudaddelsaber.com/

Fede dijo...

Es una lucha diaria poder independizarse de tantas bajadas de línea!

A veces pienso que todo eso es la parte animal del ser humano, y que es imposible de sacar. Muchos piensan que el ser humano es exclusivamente social....yo no se que creer realmente. Parece que necesitáramos pelearnos todo el tiempo para poder existir (en "paz"?)

El gran filósofo Smith lo dice en Matrix, cuando atrapa a Morpheus. Todo un sabio el robotito.

Nina Regina dijo...

es interesante tu teoría, Fede!
"el hombre es el lobo del hombre"
quizás es nuestra parte animal la que quiere que la dejen de subyugar con tantos conceptos, prejuicios, slogans...

Pablo dijo...

Hay que lograr sobrevivir igual, sin pretender que nada desaparezca sino el vacío sería un obstáculo insoslayable... sin nombres ni identificación que nos comería lo poco que nos queda de conciencia!

Michel Houellebecq es un provocador singular, ese tinte existencialista no siempre es recomendable cuando uno ya de por sí tiene cierta conciencia de lo que nos rodea!

Hermana Piris dijo...

Encima te gusta Houellebecq estás pronta a convertirte en una de mis ídolas. Estos días que estoy de licencia porque estoy recuperándome de la operación, pensaba volver a leer la posibilidad de una isla. A la crítica es el libro que menos le gustó, pero a mí me encantó, lo leí hace 4 ó 5 años y tengo ganas de volver a hacerlo. Siempre quiero volver a lo que alguna vez me gustó. Qué locura! jajajajaja

Nina Regina dijo...

Hermana, ese libro que mencionás no lo conocía, el título suena interesante, lo voy a tener que buscar! gracias por pasar! vos sos una ídola!! :)