miércoles, 10 de junio de 2009

El vino es mi amigo

Oh si, ver el mundo a través de una membrana lo suficientemente gruesa como para saberme recluida fuera de él, escuchar mi propia voz resonando en mis oídos como si no estuviera saliendo de mi propia boca. Las ganas de reír sin motivo, reírme de todos y de mi misma, con esa especie de goce secreto de pensar que nadie lo entendería, aunque nadie lo sabrá. Mirar a los ojos, sin prejuicios, sin reparos. No medir, ni controlar, ni desmenuzar. Nirvana.

Salud!

5 comentarios:

Fede dijo...

jaja, creo que el "oh si", o simplemente el oh, es marca registrada de tu escritura. Y creo que en alguna ocasión te lo robé, jijiji.

Te sentís miembra de la elite Sonia, eso es bueno.

Ah, y salud!

Solveig A. dijo...

jaja, el "oh" se lo robé a alguien, la primera vez que leí esa expresión me resultó chocante, como demasiado teatral (yo siempre acostumbrada al "ah"), pero después se me pegó y ahora ya no me lo puedo sacar de encima!

así que soy miembro de la elite? cuál elite?

Fede dijo...

esa que nombrás cuando decís "con esa especie de goce secreto de pensar que nadie lo entendería, aunque nadie lo sabrá"

que es lo que nadie puede saber???

no te saques el oh, es muy simpático

Cheee, es necesaria la verificación de la palabra? siempre me confundo!

Solveig A. dijo...

Ahhh, si, es que ese grupo de elite consiste de 1 solo miembro, ese es el problema! jaja
(Orwell decía que estar loco es ser una minoría de uno, je)

no sé cómo sacar lo de la verificación de palabra, ya investigaré...

Fede dijo...

jajaja. Orwell es DIOS.

Yo lo tengo ahí en mi olimpo personal