jueves, 21 de octubre de 2010

Rarezas cotidianas

· Combino involuntariamente las medias con la ropa que llevo puesta (remarco lo involuntario de este proceso, es decir: agarro el primer par de medias que encuentro limpio y siempre resulta que combina con lo que tengo puesto)
· Cada vez que pierdo un colectivo o medio de transporte, empiezo a repasar mentalmente las cosas que podría no haber hecho y que me hubiesen ahorrado los minutos necesarios para llegar a tiempo.
· Me gusta comer los bordes del pan lactal y las galletitas rotas (de hecho, cuando compro un paquete de galletitas, lo trituro primero)
· Desde que vivo sola, usé el microondas dos veces. Y ambas para calentar agua (porque me molesta gastar los fósforos)
· Me molesta gastar los fósforos (culpo de esto a mi madre, quien prefiere dejar encendida la hornalla antes que prender otro fósforo)
· Cada que “voy de shopping” con la intención de comprarme algo de ropa, termino comprando libros.
· Le tengo miedo a las puertas giratorias.

12 comentarios:

El alter ego de Mabel dijo...

Yo también soy de las que se comporta como si las puertas giratorias estuvieran hechas de cuchillas asesinas. Porque ESTÁN, ¿sabés?

El Gaucho Santillán dijo...

Yo estoy un poco mas cuerdo, realmente.

No es por criticar, pero no hago ese tipo de cosas.

yo le hago caso a mi duende verde, "Pingocho" que siempre me dice que le prenda fuego a la fàbrica.

Saludos

Sucuchito dijo...

Jaja lo del colectivo a mi me pasa "Sino hubiese untado esa galletita con mermelada..."

Pablo dijo...

Es RE normal lo tuyo, eh? ja!

Uso encendedor, no me calienta llegar tarde y las puertas giratorias hay que usarlas poniendo el pie "trabador" entre las hojas para no ser decapitado o circuncidado involuntariamente...

Beso!

Fodor Lobson dijo...

Coincido con lo de los colectivos, los fósforos y lo del shopin'. 3 de 7, significa que tenemos un 43% de solape psicótico.

breins dijo...

¡Odio los bordes del pan lactal! Me pasa lo mismo con fósforos. Siento que quemo un arbolito cada vez.

Nina Regina dijo...

ahh, me siento tan realizada de que otros comparten mi psicosis acerca de los fósforos!

y las puertas giratorias, tienen malas intenciones, coincido totalmente con Mabel

Andre dijo...

Cuando se me pasa el colectivo siempre pienso "Si no la hubiese saludado a la rompe pelotas de Madre con un beso seguro estaría tomando ese colectivo".
Y después me siento como el orto por haberlo pensado JAJA!

Frestón dijo...

Saaaaaaalvo el detallecito de las medias, que tiene que tener alguna cuestión inconsciente y extraña metida en el medio (?), por el resto sos de lo más normal.
Únete al club =)

Fede dijo...

Yo generalmente lamento haber hecho cosas como volver a entrar a mi casa para ver si había cerrado la puerta del patio. Claro, el castigo por semejante obsesión no puede ser otro que perderse el bondi vacío.

UMMMMM

Comprate un magiclik!!

efa dijo...

y a las escaleras mecánicas. Q me amputen los pies.
Salud
efa

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

jjaja, parecen raras, pero cuando las compartís descubrís que estamos todos con el mismo chaleco de fuerza desabrochado.